El MAR AGUA VIVA.

Vivifica todo lo creado y lo que está por crearse.

 Océano de posibilidades, en meditación  permite mejorar  los sentidos, penetra  relajando el sistema nervioso, el sonido primigenio nos recuerda el  lecho materno, fuente de toda vida.     

La belleza del encaje que forman las olas al llegar a la orilla, espuma blanca de mar deleite para los ojos, mirar hasta donde se pierde la línea que limita  el cielo con la tierra y sentirnos parte del paisaje  “Unidos  “ no separados  .

 El viento acaricia suave la cresta de la ola, nuestro rostro se ve también favorecido al relajarse frente a tanta belleza natural, como nosotros mismos.

Una buena manera de desconectar  del trajín diario es meditar.

Busca un lugar tranquilo donde nadie te moleste, enciende una vela, una varita de incienso,  dale al play del vídeo.

Ahora tomate tres respiraciones profundas y visualizarte que estas en la playa zambulléndose en el mar,  dejando que el agua, el viento, el sol, y la arena cuiden de ti. Ahora solo tienes que dejar que todo  el estrés que has acumulado hoy  se trasforme en energía sanadora,  te renueve y te prepare  nuevamente para mañana  comenzar un nuevo día.

 IMPORTANTE: Estar  muy presente en el aquí y ahora, concéntrate  en el sonido del mar.

 Haz la prueba ¡No tienes nada que perder!

¡A lo mejor! Si,  el Estrés. 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Olga (domingo, 12 febrero 2017 23:52)

    Hola! que bonita meditación, me ha encantado y siendo ambas de mar y de Almería es una delicia!! que bonito trabajo haces y cuanto corazón pones en todo.

    Un Abrazo fuerte y muchos besos guapa!