Trabajando el desapego

He sentido el calor cuando el sol, iluminaba mi árbol favorito mi Araucaria, cuando llego a casa tenía un año y ha estado con migo 10 años y ahora que ha crecido tanto, es peligroso por que cuando los vientos soplan fuerte la levanta con fuerza para arriba, vivo en un 7º piso y es necesario tomar una decisión si la sacan fuera de la terraza no quiero ni pensarlo y la que hemos tomado mi marido y yo es ponerla en el jardín de la comunidad. Hoy se ha marchado de mi lado, me ha proporcionado tanto buenos momentos, y hemos vivido tatas cosas juntas, en todas mis fotos ahí estaba jugueteando con mis cabellos, me sujetaba la ropa, cada mañana le ponía el agua bendita de mi fuente de vida, los pajaritos por la mañana cantaban en sus ramas, es una bendición el haberla tenido todo este tiempo solo para mi. Esta mañana la he abrazado, la he besado y me elevado al cielo, con su vibración tan energética y amorosa, ahora sé que estarás siempre con migo, pero te he dicho a dios sin dolor, y sabiendo que Juan el Jardinero de la comunidad la cuidara y la tendré frente a mi ventana y cada día la saludare desde arriba y ella me mirar desde abajo. Esta misma semana he tenido que compartir mi coche con mi hijo mientras reparan el suyo, también lo he dejado sin enfados , sin agobios , me he sorprendido gratamente por mis avances. También he tenido que decir a una persona especial hasta siempre, y lo he hecho desde la calma y sabiendo que es lo mejor. También desde el perdón la calma y la compresión. Otro desapego de una rutina y estaba entrelazada con terceros, en principio parecía que lo estaba haciendo de forma drástica, yo creía en un principio que lo estaba haciendo mal, he usado firmeza y sin enfado, al final lo he resulto y la rutina ha cambiado para poner a cada uno en su lugar. Desde el viernes pasado hasta hoy jueves, todo ha sido una ráfaga de pruebas y cada una de ellas más importantes y más delicadas. Sé! Que si haber hecho un profundo trabajo interior, como es la meditación y además el trabajando con mis Cristales, recibiendo mis terapias, creciendo en conciencia es la mejor forma para ir desaprendiendo, comprender que cuando llegue a este planeta llamado tierra, en mis manos no traía nada y así regresare. Hay un dicho popular que creo que dice así.” Desnudo nací y desnudo retornaré. “ Antes de terminar diré que no traemos nada en las manos, pero si el balaje y la memoria de nuestra alma, de nuestras experiencias, el fuego interno, la luz que ilumina nuestro universo interior. Trabajar el desapegó con todas estas pruebas me ha hecho crecer un poquito más y haber liberado un poquito más de conciencia, que está a su vez me dará mayor entendimiento para seguir experimentado más pruebas y seguir creciendo . . .. Gracias por acompañarme en este pequeño viaje de las letras es delicioso expresarse como uno lo sienta y ser como un reflejo para otra persona que le ayude a desapegarse de lo que la atormenta y la enferma. Nuevamente gracias. Bendigo tu Camino y te Bendigo a tí .



Escribir comentario

Comentarios: 0